Eros Ramazzotti: “Argentina fue clave en mi carrera”

Humo sobre el agua. En la prueba de sonido, el italiano se animó con el tema de Deep Purple.

Música. http://www.clarin.com/extrashow/musica/Eros-Ramazzoti-Argentina-clave-carrera_0_1591641006.html

El popular cantante romano vuelve al país con su nuevo tour, “Perfecto”. Su pasión por el país, los gustos rockeros inesperados y la alegría de conocer
a Messi.

Los pasillos internos del Teatro Positivo, en Curitiba -al sur de Brasil-, son un laberinto que conducen a varias puertas, una de las cuales se destaca por un cartel bien visible: “Artista”, se lee. Basta entrar y ahí estáEros Ramazzotti, jeans, remera, zapatillas de runner, todo muy casual, haciendo que el tiempo pase abrazando una guitarra acústica. Son cerca de las seis de la tarde y en tres horas el italiano estará arrancando una nueva fecha de su gira Perfecto, el tour mundial que lo vio despegar de Italia allá por octubre de 2015, y que recién lo tendrá de regreso por casa a fin de este año.

En el camarín, la mesa de catering indica que el artista no pide extravagancias: hay variedades de té, una máquina de café expresos, algunas manzanas y jengibre.

Como anticipando el clima que espera vivir en unos días en un nuevo desembarco en Argentina -ver al final-, Eros no necesita de pregunta alguna para resaltar lo importante que fue nuestro país en su carrera.

Eros Ramazzotti

“A fines de los ‘80 yo ya tenía una carrera en mi país, pero en el mundo de habla hispana sólo era conocido en España. De pronto hago mi primer viaje a Buenos Aires y fue como un amor a primera vista. Seguramente influyó mucho que tu país está marcado por la sangre italiana; la cuestión es que recién a partir de ahí se me empezó a conocer en el mercado en español. Por eso nunca me canso de volver; es más, con éste, ya deben ser más de veinte veces que regreso. Y no es para quedar bien, pero Argentina fue clave en mi carrera. Podés ponerlo así, sin ninguna duda…”, insiste.

En estos días de streaming, tecnología digital y tantas novedades, Eros es de la vieja escuela. “La verdad, no soy muy proclive a los playlist y toda esta nueva cultura. Seguramente influirá una cuestión generacional, pero yo sigo perteneciendo a ese grupo de gente que prefiere sentarse tranquilo y disfrutar de un disco. Oír matices, disfrutar de los arreglos. Sentir los graves, los agudos… Obviamente tengo música en mi teléfono celular, pero me doy cuenta de que no la termino de disfrutar.”

Mirá también: Eros Ramazzoti: entre el Pupi Zanetti y Messi

¿Qué escucha Eros Ramazzotti? Acá algunos se van a sorprender, porque el italiano -oriundo de Roma- se ha convertido en un referente dentro del pop melódico. Sin embargo, a la hora de nombrar esa música a la que uno siempre vuelve, quién lo diría… “De lo más nuevo, uno que me gusta especialmente es Justin Timberlake. Ahí tenés lo que te decía antes: lo venía escuchando así, al pasar, durante la gira, y no me impactó demasiado. Ahora, en unos días de descanso que tuve en mi casa, me puse el disco y descubrí un mundo sonoro nuevo, sobre todo por cómo suenan su voz, el bajo y la batería”, detalla.

Y enseguida blanqueará un costado rockero, impensado para muchos. “No pasa mucho tiempo, sobre todo cuando estoy más tranquilo en Italia, sin que escuche a Deep Purple y Pink Floyd”, dice, y acaso porque ve la cara del cronista, enseguida se ve obligado a aclarar. “Es que porque uno cante más melódico, más pop, no significa que no tenga su perfil rockero. Desde siempre me gustó mucho el rock”, sentencia.

El cronista podrá ver, dentro de un rato, tras la charla, la prueba de sonido. Y ahí, en la inmensidad del teatro vacío exceptuando su banda, Eros se cuelga una Fender Stratocaster dorada, y va a complementar sus palabras con un guiño musical que no necesita más explicaciones. Pasa cuando el artista hace sonar el inconfundible riff de Humo sobre el agua, ese himno del heavy metal, tema emblemático de Deep Purple.

Pero aunque más de uno que lo vea en vivo puede llegar a sorprenderse de lo mucho que le gusta colgarse la guitarra (acústica o eléctrica), su nombre se asocia, antes que nada, a una voz. Su voz. Ese tipo de registro vocal único y personal, que basta escucharlo para decir: “Eros”. Un ingrediente que hoy es indivisible de su obra, pero que en los comienzos, cuenta, supuso más de un contratiempo.

“Al principio, más de uno me decía: ‘Con esa voz, dedicate a otra cosa’. Como queda claro, yo preferí morir con la mía. Y creo que, tarde o temprano, eso a la gente le llega. Esta es una industria en la que es fácil la tentación de caer en las fórmulas. Basta para que algo pegue, para que todo el mundo vaya atrás de eso. Pero no se trata de cantar más lindo o más feo. Se trata de transmitir. Sobre todo si hablamos de música popular, que es lo que uno hace. Es difícil ponerlo en palabras, explicarlo racionalmente, pero así como en el cine están los actores y las actrices que alcanzan la categoría de estrellas porque, según dicen en ese mundo, logran traspasar la pantalla, en el mundo de la música la clave para un cantante es si transmite o no. Si lográs conectar con el público. No te lo puedo explicar de otra manera, disculpame”.

Disculpado está, y ya que él llevó la comparación hacia el mundo del cine, ¿quién mejor que él, Eros Ramazzotti en persona, para confirmar o desmentir un ¿mito urbano? que dice que, de pequeño, trabajó de extra en Amarcord, el clásico de Federico Fellini.

“Mira, eso viene porque yo soy romano, criado en el barrio Cinecittá, donde están los famosos estudios de cine donde filmaba Fellini. Y más de una vez, siendo un bambino, gente de los estudios, cuando necesitaban chicos para hacer de extras, empezaban buscando por el barrio. Y sí, alguna vez, en un rodaje, terminé tirando bolas de nieve a un auto que pasaba. Mientras, un señor con un megáfono nos daba indicaciones. Pero lamento decirte que la película no era Amarcord, y que el director no se llamaba Fellini.” O sea, mito urbano.

Eros Ramazzotti

Perfecto Tour

Hoy en Córdoba, el sábado en Buenos Aires

A esta altura, dice Eros, ya perdió la cuenta de cuántas veces vino al país. “Ya deben ser más de veinte”, asegura. Hoy, en el Orfeo de Córdoba, y este sábado en el Direct TV Arena de Tortuguitas, retomará su romance con el público argentino.

“Ma’ que no se piensen que voy a cantar todo en español”, dice un poco en broma, un poco en serio. Y explica: “Si sos muy perfeccionista, que es mi caso, cuesta más de lo que te imaginás. La lengua, en el paladar, se ubica de una forma completamente diferente para la vocalización”, explica.

Su último trabajo, Perfecto, también dio nombre a la actual gira. El romano, según distintas fuentes, es el artista italiano más exitoso globalmente: a lo largo de 30 años de carrera lleva vendidos unos 65 millones de discos. ¿Confirma la cifra? “No te voy a decir que los conté, pero te diría que si no son sesenta y cinco, sesenta deben ser”, dice, quien comanda en vivo una banda con dos guitarristas, bajo, piano, teclados, batería, percusión y dos coristas. “La idea es que todo el mundo se vaya contento. Un poco en español y luego mis clásicos en italiano, claro”.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s