En medio de la crisis frutícola, Neuquén piensa en el modelo italiano

jose brillo

 

Gian Franco Zani, uno de los ejecutivos de “Gran Frutta Zani”, una empresa que nuclea una organización de productores frutícolas en Italia, estará en octubre en Neuquén. La visita es importante, porque el gobierno provincial piensa replicar la experiencia de ese país como nuevo modelo de producción, en un sector actualmente jaqueado por la crisis.

“Se intentará la conformación, con productores de Neuquén y Río Negro, de una asociación como las de Italia, con conceptos italianos acerca de la producción frutícola”, confirmó a este diario el ministro de Producción y Turismo de Neuquén, José Brillo, a poco de regresar de Italia, y tras visitar la región de la Emilia Romagna.

“Visité las zonas de producción, empaque y acondicionamiento para los supermercados de Gran Frutta Zani, una de las organizaciones de productores más importantes de la Región de la Emilia Romagna, en el centro de Italia”, dijo Brillo. Destacó que la asociación “reúne unos 600 productores, que producen más de 100 millones de kilos de peras, manzana, ciruelas, pelones, damascos y hasta kiwis en unas 2.300 hectáreas, ocupando a 1.050 empleados y facturando ingresos por unos 110 millones de euros”, sostuvo el funcionario.

Brillo también estuvo en Unitec, una empresa que fabrica equipamiento tecnológico de avanzada para el sector frutihortícola. “Me mostraron los avances registrados en el sector tecnológico vinculado a la selección, empaque y acondicionamiento de frutas y hortalizas. Están vendiendo equipamiento y tecnología de avanzada a productores de Chile, Canadá, España, Estados Unidos, Francia y Sudáfrica”, dijo.

En la Emilia Romagna se trabaja para que un 85 % de la fruta sea de primera calidad y “se la empaca a través de un packaging de alta calidad, ya preparado para las góndolas de los supermercados”, informó Brillo.

“Los sistemas de producción ya prevén en la fertirrigación el goteo, a partir de un doble conducto que asegura un abordaje integral de la planta asegurando un 20 % más de producción. Además, las plantaciones en su mayor parte tienen mallas antigranizo y vientos y cobertura eólica para atenuar las heladas”, destacó el ministro neuquino.

Además, el trabajo se ha organizado “para que los empleados trabajen once meses al año, evitando la necesidad en época de cosecha de un numeroso plantel durante un par de meses y que luego no trabaja el resto del año, lo que nos sucede en nuestra región”, sostuvo.

En medio de la crisis frutícola, Neuquén piensa en el modelo italiano

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s